Interesante polémica internacional sobre el llamado sistema penal acusatorio.

En un congreso de abogados que acaba de terminar en Buenos Aires, el abogado Rodolfo Valero y Borras dijo lo siguiente: «El sistema, lejos de ser oral, aumentó en un 30 % el consumo de papel debido a que las denuncias, testimonios y demás pruebas antes del juicio se recaudan por escrito y los recursos interpuestos se deben sustentar también por escrito, luego es falso que aquí tengamos un “sistema oral”».

Reveló Valero que desde la creación del Congreso de la República, el 27 de noviembre de 1820, comenzó un diluvio de leyes que hasta hoy suman 5.967.000. Cifra exacta: 5.967.000, casi todas vigentes.

Explicó el jurista que mientras la Federación Suiza gobierna a sus súbditos mediante 30 leyes, un dispensador de justicia o juez en nuestro país tiene que manejar para sus decisiones la memoria de cerca de cinco o más millones de leyes, lo que converge en la producción del error judicial y, por ende, da paso a la corrupción.