La reiteración que hizo hoy la Corte Penal Internacional a la Justicia Especial para la Paz (JEP) parece ser una indirecta directa a cierto sector político de Colombia, que pide acabar con este tribunal.

La reanudación de los ataques a la JEP por parte de un sector político en el país, más la propuesta del ministro de Defensa de modificar el acuerdo de paz y las campañas de desprestigio que se advierten contra los magistrados de la JEP, originaron, sin duda, la enfática declaración que hizo hoy la fiscal Fatou Bensouda, fiscal de la Corte Penal Internacional ante el Parlamento europeo. La fiscal reveló que esa Corte sigue observando a Colombia por los asesinatos de líderes y excombatientes. ¿A quién creen que está dirigido el mensaje de la Corte Penal Internacional?

Les doy una pista: ¿recuerdan nuestra adivinanza de la niñez, blanco es, gallina lo pone?