La Procuraduría tuvo que aplazar nuevamente el juicio al senador Eduardo Pulgar, quien es investigado por ofrecer un soborno de doscientos millones de pesos a un juez.

La audiencia no se ha podido realizar, dado que inicialmente el abogado Jaime Granados argumentó que el caso debía ser asumido por la Comisión de Ética del Congreso, por lo que el Consejo de Estado tuvo que pronunciarse para aclarar que la competencia sí le corresponde a la Procuraduría. La audiencia debía comenzar hoy, pero la defensa de Pulgar aseguró que el parlamentario «sufrió una crisis de hipertensión severa», por lo que pidió el aplazamiento de la diligencia.

El senador Pulgar enfrenta un proceso tanto en la Procuraduría como en la Corte Suprema de Justicia, entidad que ordenó su detención en la cárcel La Picota.