La defensa del expresidente y exsenador Álvaro Uribe solicitará formalmente mañana su libertad.

La decisión está en manos de la juez 30 de garantías, quien tiene vía libre para decidir si mantiene la medida de detención domiciliaria o si ordena la libertad del expresidente.

La Corte Suprema dijo que ella es la competente para definir la situación.

En la audiencia, el abogado Jaime Granados argumentará que se debe revocar la medida de aseguramiento, dado que en este caso hubo un cambio de procedimiento penal, cuando la investigación fue trasladada de la Corte a la Fiscalía, tras la renuncia de Uribe al Legislativo.

El exsenador y expresidente responde por los delitos de fraude procesal y soborno.