Un testigo del escándalo de Odebrecht se desinfla.

La Fiscalía está revisando con lupa los testimonios de quien era considerado como uno de los testigos estrella en la investigación por el pago de sobornos en Colombia de la multinacional Odebrecht: se trata del abogado Federico Gaviria, capturado hace dos años y quien es acusado de recibir presuntamente millonarias coimas para repartir entre varios políticos que ayudaron a que Odebrecht se quedara con el contrato de construcción de la Ruta del Sol.

Para los investigadores del caso, Gaviria no ha aportado datos significativos en el caso. Incluso, no compareció a una diligencia en la que se esperaba que firmara un preacuerdo con la justicia aceptando los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Para rematar, Gaviria denuncia presuntos actos de corrupción en la adjudicación de la construcción de Hidroituango. Gaviria paga condena de dos años y medio por el llamado carrusel de la contratación en Bogotá, lo que le ha restado más credibilidad a su testimonio.