Se comienza a enredar la investidura como senador del exalcalde Antanas Mockus.

Desde la semana pasada, el Consejo de Estado debía aprobar la ponencia de la mayoría de la Sala Plena que estuvo de acuerdo en que el senador no incurrió en ninguna inhabilidad para decretar su muerte política. La ponencia primera decía lo contrario, pero fue derrotada.

Como la discusión se embolató, algunos magistrados pretenden reabrir el debate con nueva tesis para demostrar la responsabilidad del senador por un contrato que firmó la corporación que presidía con el Distrito.

¿Saben dónde está el problema? La ley contempla que cuando existen dos acciones diferentes, como en este caso, en una acción de nulidad, prevalecerá la decisión que quede primero en firme y parece que se está dilatando la decisión para ver si se falla primero la tutela y tumba la decisión que le devolvió la curul a Mockus. Si esto ocurre, lo derrotan.

Mañana, la Sala Plena estudia el tema. ¡Ojalá no acierten los malpensados!