No toda despedida es triste. Cuando se trata de cerrar un capítulo de la vida para abrir otro dedicado a cosechar los frutos de la gran siembra, resultan bienvenidas.

El trabajo muchas veces fatiga y resulta casi insoportable cuando impide gozar las cosas bellas que tiene la vida, como abrazar y besar a los hijos; como descansar al despertar; como amar; como compartir; como soñar con Madrid, con París, con Londres, con viajar…

María Andrea Vernaza se despide hoy de la televisión: se va de CM& y comienza una nueva etapa en su aún joven vida, más libre, más alegre, más fotógrafa, más decoradora y más, mucho más amorosa.

Llegó a CM& el 13 de junio de 2006.

Durante más de once años le aportó a CM& su talento, su belleza, su seriedad, su capacidad, su profesionalismo, su carácter.

Este es un breve, pero inmensamente grande reconocimiento que hacemos público, como muestra de agradecimiento a María Andrea, nuestra compañera, que hoy se va.

Como le escribió su hija Gabriela: «Mamita hermosa: felicitaciones por tu grado en la televisión colombiana. Siempre vas a ser recordada por todos los colombianos como la mejor presentadora que este país pudo tener».

Publicidad

No es despedida con tristeza. Lo es con alegría, por la vida plena que hoy comienza, alegría que muchas veces compartió con sus compañeros de CM&.

 

¡Carpe diem!

¡Aprovecha el día presente! Palabras de Horacio que exhortan a disfrutar de la vida y a gozarla en todo momento.