Ciento dos abogados se inscribieron ante el Consejo de Estado como aspirantes a integrar la terna para la vacante que quedará en la Corte Constitucional. Se va el magistrado ultraconservador Luis Guillermo Guerrero; su periodo de ocho años termina el 4 de septiembre.

Entre los aspirantes sobresalen el exmagistrado de la Judicatura Néstor Iván Osuna y el excontralor de Bogotá Juan Antonio Nieto Escalante. También figuran el magistrado del Tribunal Administrativo de Cundinamarca Luis Manuel Lasso y el director de la Fundación Derecho Justo, Juan Carlos Lancheros. En el listado aparecen tres magistrados auxiliares de la misma Corte Constitucional: Hernán Correa Cardozo, Miguel Polo Rosero y Juan Antonio Barrero.

Entre las mujeres están la magistrada auxiliar del Consejo de Estado Ana María Montoya, la delegada para Asuntos Constitucionales de la Defensoría del Pueblo, Paula Robledo Silva, y la profesora de la Universidad de los Andes Natalia Ángel.

Y ojo con este nombre: José Antonio Cepeda Amarís; fue magistrado auxiliar de la Corte durante 25 años y actualmente se desempeña como asesor de la Presidencia de la República, precisamente en asuntos constitucionales.

Al próximo magistrado lo elegirá el Senado de una terna que envía el Consejo de Estado y en la que debe figurar al menos una mujer. Si faltan tres meses y ya hay ciento y pico de candidatos, ¿se imaginan lo que viene?