El pésimo manejo que el presidente Donald Trump le dio a la crisis por el coronavirus le va a costar la presidencia de la República.

Esa letal primera plana del New York Times, en su edición del domingo, constituyó el primer knock down contra el mandatario. Las elecciones presidenciales de Estados Unidos se llevarán a cabo el próximo martes 3 de noviembre y el presidente Trump está sufriendo una debacle en las encuestas, frente a su contendor en las urnas, el demócrata Joe Biden, por cuenta de su pésimo manejo de la crisis de COVID-19.

Una encuesta realizada por la Quinnipiac University y el diario Usa Today reveló que Biden lidera la carrera presidencial por 11 puntos: el 50 % de los votantes respalda al líder demócrata, mientras que el 39 % dice que reelegiría a Trump. Por su parte, la encuesta de la cadena NBC da un 48 % a favor de Biden, contra el 45 % de respaldo a Trump.

Y es que mientras siguen subiendo las cifras de contagios y muertes en Estados Unidos por cuenta del coronavirus, la opinión pública señala cada vez más a Trump como único culpable. El asunto es tan grave para Trump, que incluso Fox, el canal ultraconservador, trumpista por excelencia, reveló en su más reciente encuesta que Joe Biden lidera la carrera presidencial con un 48 % de la intención de voto sobre Trump, que obtuvo el 40 %.

Fox intentó matizar la caída del presidente con una encuesta discriminada por temas, pero la cosa salió peor. Los resultados fueron estos:

Sobre el manejo de la pandemia del coronavirus, el 46 % cree que Biden haría un mejor trabajo, mientras que el 37 % apoya la gestión de Trump. En asuntos de salud en general, el 50 % le da su voto a una gestión de Biden, contra un 33 % que respaldaría a Trump. Frente al manejo de la crisis con China, el 43 % cree que Biden haría un mejor trabajo, frente a un 37 % que apoya a Trump. Y frente a la economía, punto fundamental en Estados Unidos, el 45 % cree que Trump puede hacer un mejor trabajo, frente al 42 % que daría su voto a Biden por este tema.

Sin embargo, la encuesta aclara que hay un margen de error del 3 %, por lo que en el tema de la economía hay un empate técnico. Por lo pronto, Trump sigue empeñado en apostarle a la recuperación económica del país como su as bajo la manga y por ello busca reabrir el país a toda costa, incluso reconociendo, como lo hizo hace un par de semanas, que habrá muchos muertos.

Bien dice el proverbio: en la puerta del horno…