No está nada claro que la Corte Suprema decida mañana trasladar a la Fiscalía la investigación sobre el exsenador Álvaro Uribe.

El expresidente renunció al Senado, porque no cree en la imparcialidad de la Corte y prefiere que su caso pase a la Fiscalía. Su abogado, Jaime Granados, ha dicho que la Corte tiene que trasladar el caso a la Fiscalía y en la Corte rechazan la afirmación «tiene».

Hay una alta probabilidad de que la Corte pueda acogerse a la jurisprudencia del año 2009, cuando asumió procesos por parapolítica sobre varios congresistas que renunciaron a sus curules para tratar de que sus casos fueran asumidos por la Fiscalía; esa decisión que adoptó la Corte Suprema al asumir la competencia sobre los parapolíticos, a pesar de sus renuncias, fue avalada por la Corte Constitucional en una sentencia del año 2013. Si la Sala de Instrucción opta por mantener su competencia, estaría considerando que sí hubo nexo entre los hechos investigados y el ejercicio del cargo del senador Uribe.

¡Todo se decide mañana!