Con la llegada del ministro conservador Rodolfo Zea a la cartera de Agricultura comenzó un remezón para designar a profesionales de extracción conservadora: a la Secretaría General del ministerio llegó, por ejemplo, Martha Lucía Rodríguez, exsecretaria general del Partido Conservador. A la dirección regional de Nariño de la Agencia de Desarrollo Rural llegó Eduardo Enríquez, hijo del senador Eduardo Enríquez Maya, ultraconservador. También hay nombramientos de conservadores en las direcciones de Protección Sanitaria y de Propiedad Rural. Incluso, se rumora con insistencia la futura designación del exdirector de Cormagdalena Juan Gonzalo Botero como nuevo viceministro de Agricultura.

Tal parece que el ministro Zea olvidó el mensaje del presidente del 24 de febrero, día de su posesión.

Una de dos: o el presidente no lo dijo en serio ¡o el ministro fue quien no lo tomó en serio!