Mico, orangután… mejor dicho, gorila de lomo plateado en el proyecto de presupuesto para el próximo año.

La aparición de un nuevo artículo en el proyecto de presupuesto para 2018, aprobado en primer debate en las comisiones económicas del Congreso, tiene a más de uno con los pelos de punta. El artículo es el 108 y acaba con la obligación que hoy tienen los fondos de pensiones de brindar asesoría a los afiliados interesados en trasladarse de un fondo privado a Colpensiones o viceversa. El nuevo artículo dice que esta asesoría ya no será un requisito indispensable para autorizar el traslado.

El nuevo artículo, de ser aprobado en las plenarias, sepultaría una circular expedida por la Superintendencia Financiera, en la cual se obliga a todos los fondos de pensiones, sin excepción, a brindar asesoría previa a los afiliados que desean cambiarse de un fondo privado a Colpensiones.

Quienes han estudiado el tema aseguran que con este artículo, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quiere reactivar el traslado de afiliados de los fondos privados de pensiones a Colpensiones y así fortalecer la entidad estatal, y es que desde que la asesoría se convirtió en un requisito para el traslado, se redujo a la mitad el número de personas interesadas en cambiar del régimen privado al público: de cuatro mil traslados mensuales se pasó a menos de dos mil.

Lo irónico de todo esto es que el propio ministro Cárdenas fue uno de los impulsores de la norma que convirtió en obligatoria la asesoría para el traslado entre fondos de pensiones.