Después de la tormenta sale el sol: la alcaldesa Claudia López y el presidente del Concejo, Carlos Fernando Galán, limaron asperezas con una cálida cena en la Alcaldía.

Al encuentro de reconciliación también asistieron el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, y los presidentes de las comisiones del Concejo, Rubén Torrado, Andrea Padilla y Susana Muhamad.

Las consecuencias: hoy, la corporación fue convocada a sesiones extraordinarias y mañana mismo se radicarán los dos proyectos del plan Marshall para la reactivación económica de Bogotá, el cupo de endeudamiento por $ 10,8 billones y el de incentivos tributarios que busca, entre otras cosas, congelar la tarifa del predial.

Y como la alcaldesa tenía que buscar a alguien a quién regañar, el jalón de orejas fue para el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, por ser irrespetuoso con el Concejo.

Y se definió un cronograma para que el 20 de octubre se apruebe en plenaria el endeudamiento más grande en la historia de Bogotá: USD 11.000 millones.

Y para que el regaño fuera paritario, el llamado de atención al secretario Gómez ¡lo compensaron con el cambio de ponentes en el Concejo!