Qué lío en el que se metió el embajador de Colombia en España, Luis Guillermo Plata, por el escándalo que estalló al vetar a brillantes escritores de nuestro país para asistir en representación de Colombia a la Feria Internacional del Libro en Madrid, en la que somos país invitado de honor.

Entre los escritores ignorados están Piedad Bonnett, Laura Restrepo, William Ospina, Héctor Abad Faciolince, Pablo Montoya, Fernando Vallejo, Santiago Gamboa y Pilar Quintana.

El embajador Plata declaró al portal Libertad Digital que el Gobierno no quiere que una feria literaria «se convierta en una feria política» y aseguró que el propósito de la participación de Colombia como país invitado de la feria es «tener cosas neutras donde primero está el lado literario de la obra».

 

Le puede interesar: Bogotá supera parámetros de contaminación del aire permitidos por la OMS: Greenpeace

 

La expresión «neutra» utilizada por el embajador fue entendida como si los escritores invitados fueran «neutros» y los no invitados fueran de oposición. Plata aceptó hoy que se equivocó con la utilización de la palabra. Dijo lo siguiente:

«Quiero manifestar que no fue mi intención calificar a las autoras y los autores como neutrales, y reconozco y lamento que mi uso de la palabra “neutro” se haya prestado a interpretaciones contrarias a lo que era mi intención. Quise referirme a la imparcialidad a la hora de seleccionar a los autores para participar en la Feria del Libro».

Vean en las que quedó el embajador: los invitados se sintieron agraviados. Ellos fueron Darío Jaramillo, Tomás González, Melba Escobar, Jorge Franco, Margarita García Robayo, Dasso Saldívar, Juan Esteban Constaín, Rómulo Bustos, Adelaida Fernández Ochoa, Andrea Cote, Ángela Becerra, Beatriz Helena Robledo y Juan Luis Mejía.

 

Vea también: El 40% de los hogares colombianos no tiene con qué cubrir sus gastos: Dane

 

Juan Esteban Constaín y Melba Escobar advirtieron que irán a la feria, pero no aceptarán que los incluyan como parte de la delegación oficial. González dijo: «Que este Gobierno corrupto y violento intente marginar a algunos escritores es claramente un honor para ellos y me alegra haber declinado la invitación que me hicieron». Y Gamboa dijo que el Gobierno de Iván Duque tiene una lista negra de escritores que han criticado acciones de su administración.

Ay, embajador, como decía mi abuelita, qué metida de patas. «En la vida hay tres cosas que no vuelven atrás: la flecha lanzada, la palabra pronunciada y la oportunidad perdida».