La Contraloría General acaba de denunciar un pavoroso desfalco en la Universidad del Pacífico. Se trata de la institución educativa más importante que tiene el puerto de Buenaventura y que en teoría debería suplir las necesidades de educación superior a las comunidades más necesitadas del Valle, Nariño, Chocó y Vauca.

Los hallazgos, que comprometen $ 2.234 millones, fueron hechos durante una auditoría ordenada a la contabilidad de esa institución. Entre las irregularidades figuran pagos no autorizados de tarjetas de crédito, declaraciones tributarias inoportunas que generaron costos adicionales, irregularidades en los aportes a la seguridad social y la suscripción de millonarios contratos que nunca fueron legalizados y que hasta ahora nadie sabe si fueron ejecutados.

Como si fuera poco, el ente de control halló desembolsos para viáticos y gastos de viajes a funcionarios de la universidad sin los correspondientes soportes ni documentos de legalización. ¡Increíble! ¡Y todo el mundo lo sabía!