Llamado de atención de la Corte Suprema de Justicia a los jueces de familia.

La Corte Suprema de Justicia les pidió a los jueces de familia que antes de emitir un fallo cumplan con su obligación de averiguar, en los procesos de paternidad, quién es el padre biológico del menor.

El pronunciamiento fue hecho al resolver una tutela contra la Sala de Familia del Tribunal Superior de Cúcuta que fue instaurada por la madre de un niño, cuyos nombres reservamos. El caso tiene que ver con una paternidad que fue apelada porque, básicamente, el Tribunal de Cúcuta profirió un fallo sin haber averiguado por el padre biológico del niño. La Sala Civil de la Corte, en la tutela, señala que los jueces de familia tienen la obligación de averiguar sobre el verdadero padre cuando se trata de menores que tienen en juego su filiación paterna. Por esa razón, la Corte Suprema tumbó el fallo de la Sala de Familia del Tribunal Superior de Cúcuta y ordenó que se protejan los derechos al debido proceso, la igualdad y de acceso a la administración de justicia, en el entendido de que el tribunal deberá hacer todas las gestiones que sean necesarias para establecer la verdadera paternidad y después de realizar esas averiguaciones y no sentenciar a la ligera, dictar un nuevo fallo.

Duro regaño y merecido, digo yo.