Por primera vez, los 31 magistrados del Consejo de Estado cedieron sus lugares a 32 mujeres líderes que llegaron a Bogotá procedentes de regiones como Cauca, Chocó, Valle, Quindío, Caldas, Nariño, Bolívar y La Guajira.

Los consejeros se apartaron de sus puestos y escucharon a las mujeres, quienes durante más de cuatro horas expusieron las problemáticas que deben afrontar en sus lugares y cómo luchan cada día para sacar adelante a sus comunidades. La iniciativa busca que las lideresas colombianas conozcan el manejo del Estado y se acerquen a las instituciones que lo conforman, para que encuentren apoyo en la solución de los conflictos que las aquejan.

¿Saben cuál fue la pregunta reina de una indígena? «¿Y por qué hay tan pocas mujeres?». Genial pregunta, que no tuvo respuesta.