Ante el segundo gran pico de la pandemia y la creciente presión sobre las unidades de cuidado intensivo, el puente de Reyes lo van a cumplir millones de colombianos bajo estricto confinamiento.

Como el comportamiento de la pandemia no ha sido igual en todo el país, el Gobierno fijó tres categorías de municipios para aplicar las medidas de restricción de movilidad. La primera categoría, los municipios que tengan un 70 % de ocupación de las UCI: toque de queda entre las diez de la noche y las cinco de la mañana. La segunda categoría, los municipios con ocupación del 80 % de las UCI: toque de queda entre las ocho de la noche y las cinco de la mañana. Y la tercera categoría, municipios con más del 85 % de ocupación de las UCI, como en el caso de Bogotá: toque de queda continuo, desde esta medianoche y hasta el martes en la madrugada.

En todos los municipios se impone el pico y cédula para ingresar a los establecimientos comerciales y se prohíben todo tipo de reuniones públicas o privadas; se exceptúan hoteles y restaurantes, y en todos los municipios se respetará la movilización de pasajeros por vía terrestre o aérea.

Los alcaldes y gobernadores, mediante concertación con el Gobierno nacional, podrán extremar las medidas o en casos especiales, decretar algunas excepciones.