Hoy, en vísperas de la inauguración del túnel de La Línea, hubo un madrugador que inspeccionó la obra.

Desde las primeras horas del día, el contralor general, Carlos Felipe Córdoba, visitó el túnel de La Línea; quería constatar el estado general del proyecto y verificar que se hubieran cumplido los compromisos que se adquirieron en las

mesas de trabajo que convocó su despacho a través del programa Compromiso Colombia y en las que estuvieron el Gobierno, los contratistas y la comunidad.

El contralor, recuperado ya del coronavirus, dijo que la mejor manera de pasar el día era trabajando en el terreno. Las obras que mañana serán puestas en servicio tuvieron un costo de $ 1,6 billones