Las posiciones en la comisión de concertación sobre el salario mínimo parecen alejadas; sin embargo, empresarios y sindicatos empiezan a identificar puntos para buscar un consenso.

Los trabajadores insisten en un reajuste del 8,1 %, lo que elevaría el salario mínimo al millón de pesos, y analizan la posibilidad de no insistir por ahora en otros puntos como la congelación de precios de algunos artículos regulados por el Gobierno, la reducción de aportes en salud para pensionados y el alza generalizada de salarios. Por su parte, los empresarios evalúan la posibilidad de mejorar la oferta de reajuste, que podría llegar al 5,3 %, con lo cual el mínimo alcanzaría los $ 975.000.

La comisión se reúne otra vez el próximo jueves y la pequeña diferencia entre las partes podría ser superada.