Dos conocidos y consagrados técnicos de fútbol deben estar lamentando hoy sus actuaciones sobre la selección Colombia.

Primero, el técnico argentino Marcelo Bielsa; él recibió la oferta de Colombia de dirigir la selección: la consideró poco atractiva, por una supuesta falta de organización y de estructura,y no aceptó, prefirió dirigir al Bilbao y ahí fue eliminado. Hoy es director del Leeds, de la segunda división en Inglaterra. Ahora entiendo por qué le dicen el Loco Bielsa.

El segundo técnico que se pifió con Colombia fue el extécnico del Real Madrid, hoy al frente del Manchester United, José Mourinho: cuando hizo un extenso análisis sobre la Copa Mundial, vean sus pronósticos.

Mourinho no ha hecho este año nada con el Manchester, ha sido un técnico discreto. Allá le dicen specialone; ciertamente, ¡specialone!