El Ministerio de Justicia ratificó esta semana la resolución ejecutiva que autoriza la extradición, a Estados Unidos, de Álvaro Córdoba Ruiz, hermano de la senadora Piedad Córdoba.

La extradición fue aprobada para que una corte de Nueva York investigue a Córdoba por narcotráfico. La acusación se hizo luego de que agentes encubiertos de la Administración de Control de Drogas (DEA) le entregaran a Córdoba quince mil dólares a cambio de cinco kilos de cocaína. Los defensores de Córdoba presentaron al Consejo de Estado una tutela en la que piden que se suspenda el acto de extradición de Córdoba; dicen los abogados defensores que «la extradición del señor Córdoba no es conveniente para Colombia y si ocurre, la decisión del señor presidente resulta por completo violatoria de las garantías judiciales».

Y agregan lo siguiente: «Es una amenaza inminente a los derechos de nuestro connacional».

Según la tutela, es «abiertamente inconstitucional» que se vaya a extraditar a Álvaro Córdoba por hechos ocurridos en Colombia.