Un comunicado de respaldo de las agremiaciones de municipios y departamentos al Decreto 444 del Gobierno nacional, en el que el Ministerio de Hacienda queda facultado para usar los recursos de reserva de las regalías y del fondo de pensionados de los municipios del país para salvar la banca, produjo escándalo.

El desconcierto verde lo motivó que el comunicado aparece firmado por Carlos Mario Marín, alcalde verde de Manizales y presidente de la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales (Asocapitales).

El comunicado va en total contravía a la oposición que la alcaldesa verde, Claudia López, ha expresado contra ese decreto. La alcaldesa dijo que era «¡Inaudito que el Gobierno nacional se aproveche de la emergencia económica para autoprestarse recursos de los entes territoriales para dárselos a bancos y empresas! Abuso absurdo, que además nos disminuye recursos que deben ser para la salud y el cuidado de la gente y los hogares».

Ni el presidente ni nadie del Gobierno ha dicho una sola palabra.