Están suplantando al Invías.

El Gobierno denunció que, en desarrollo del proceso de estructuración del programa Colombia Rural, para la atención de vías terciarias, personas inescrupulosas vienen usurpando la vocería del Instituto Nacional de Vías. El Ministerio de Transporte y el Invías presentaron una denuncia ante las autoridades correspondientes por la presencia de falsos funcionarios que estarían cobrando a los mandatarios locales por la asesoría e inscripción al programa y por poder ser beneficiarios. La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, fue enfática en señalar que todos los trámites del programa son gratuitos y para acceder al mismo no se requiere intermediación alguna. En consecuencia, nadie distinto a los funcionarios de las entidades responsables del programa es un interlocutor válido.

¡Ya ven hasta dónde llega la corrupción! ¡Ya no son avivatos, sino delincuentes! ¡Qué horror!