El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, autorizó a los trabajadores del búnker de la Fiscalía para ver el partido de la selección Colombia contra Inglaterra.

Martínez adecuó dos pantallas gigantes en la plazoleta de las instalaciones para que nadie se perdiera el partido. Cuando Colombia hizo el gol del empate, al minuto 92, el fiscal saltó y celebró como un hincha más, acompañado de la vicefiscal, María Paulina Riveros, y la cúpula de la Fiscalía. Todos los altos funcionarios de la Fiscalía padecieron, como ustedes y como nosotros, el juego de alargue durante 30 minutos. Fueron los mejores de Colombia, por su valentía, por su coraje, por su lucha y su dignidad.Cuando el jugador inglés Henderson falló su cobro y Colombia quedó en ventaja, el festejo fue inenarrable, como en toda Colombia.

Pero después, con Matheus Uribe, con Bacca, ¡todo se derrumbó! Pero bueno, ya pasó la tristeza; ahora es tiempo de dar las gracias.