Fenalce, gremio que agrupa a los cerealistas del país, se fue de la Sociedad de Agricultores de Colombia y comenzó la era de separación de lechos.

Todo empezó por un malestar del presidente del gremio de los cerealistas, Henry Vanegas Angarita, quien en la asamblea de afiliados de la SAC, realizada en octubre pasado, no fue elegido como miembro principal de la junta directiva de esa agremiación y pasó a ser suplente. Esta situación incomodó a Vanegas, quien amenazó con retirar a su gremio de la SAC si no era promovido como miembro principal de la junta directiva; su petición no fue atendida.

Entonces, Vanegas decidió enviar una carta en la que anuncia el retiro definitivo de Fenalce de «mamá» SAC.

Es lo que a veces pasa con marido y mujer que, por diferencias de supremacía de poderes, deciden separar cobijas. Los productores de maíz, cebada, trigo, fríjol, soya y arveja se quedaron sin silla en la SAC y tendrán que remar solos de ahora en adelante.

Y es exactamente lo que ocurre con la separación de lechos entre marido y mujer: les toca ¡remar solos!

Hasta mañana, que descansen. Ah, mi compañera Adriana se fue de vacaciones a Rusia. Mañana estará en Samara (Rusia), en el estadio Samara Arena, gritando como loca (igual que nosotros aquí): ¡Colombia! ¡Colombia! ¡Colombia!