El parque isla de Salamanca es una de las más maravillosas reservas ecológicas del país. Ubicada entre Pueblo Viejo y Sitionuevo, muy cerca de Barranquilla, allí

existen gran variedad de bosques únicos en la costa Caribe que sirven de hogar para 340 especies de animales, muchos de ellos en vías de extinción. En esos terrenos, constituidos por 56.000 hectáreas, ocurren toda clase de daños contra el medioambiente. Solo entre 2017 y 2018 fueron deforestadas 28.000 hectáreas.

La situación del parque isla de Salamanca llegó hasta la Corte Suprema de Justicia. Hoy, la Sala Civil, en un fallo de tutela, declaró a esa zona protegida como sujeto de derechos. En el fallo, con ponencia del magistrado Octavio Augusto Tejeiro, la Corte les ordena a la Presidencia de la República, al Ministerio de Ambiente, a Parques Nacionales Naturales y a la Corporación Autónoma del Magdalena (Corpamag) que formulen un plan integral de protección para todo el parque natural.

La Corte denuncia que se no han desplegado las acciones pertinentes y oportunas para corregir el impacto de las quemas indiscriminadas que se han dado en la vía parque isla de Salamanca.

La Corte concedió un plazo máximo de cinco meses para poner en marcha todo un plan interinstitucional para salvar a esa gran reserva natural.