La Corte Suprema de Justicia tomó la decisión de no trasladarle a la Fiscalía General la investigación preliminar al expresidente y exsenador Álvaro Uribe por la llamada ñeñepolítica.

El proceso que adelanta la Sala de Instrucción de la Corte tiene que ver con la presunta participación del exmandatario en la compra de votos en la campaña presidencial del año 2018. Los magistrados investigan la posible responsabilidad del exsenador Uribe, tras unas llamadas que fueron interceptadas a José Guillermo «Ñeñe» Hernández. A diferencia de lo que ocurrió con la investigación por presunta manipulación a testigos, que fue remitida a la Fiscalía, la Corte en este caso concluyó que las conductas investigadas tienen relación directa con el ejercicio del cargo de senador Uribe y que, incluso, en ellas participó activamente una integrante de su unidad de trabajo legislativo (UTL), la señora María Claudia «Cayita» Daza.

Justamente, mañana, dentro de esa investigación preliminar, está citado ante la Sala de Instrucción de la Corte el representante Edward Rodríguez para que rinda una versión libre de forma presencial.