La Defensoría del Pueblo acaba de pedirle a la Corte Constitucional que estudie una tutela que presentó el exsenador Víctor Velásquez, con la que pretende resucitar el movimiento político Unión Cristiana.

El abogado Velásquez, quien es cofundador del Movimiento Unión Cristiana, asegura que su colectividad enfrentó una situación muy similar a la que vivió en su momento el Nuevo Liberalismo, que no pudo volver a participar en ningún proceso electoral por la persecución de los grupos armados.

Sin embargo, el Nuevo Liberalismo logró, después de muchas batallas jurídicas, que el Consejo Nacional Electoral le devolviera la personería jurídica y lo reviviera políticamente.

La misma suerte no ha acompañado al Movimiento Unión Cristiana; ya el Consejo Nacional Electoral abordó el tema y con ponencia del exmagistrado Jaime Lacouture, se negó el otorgamiento de la personería jurídica, con el argumento de que no hay pruebas de hechos de violencia contra los pastores que conforman la colectividad.

En ese momento, la exmagistrada Doris Ruth Méndez se apartó de la decisión, advirtiendo de la existencia de informes periodísticos y de algunas declaraciones extrajuicio que sí prueban la persecución contra el movimiento. Incluso, en una de esas declaraciones se habla del asesinato en diferentes hechos de por lo menos 14 pastores pertenecientes a la Unión Cristiana.

Un dato final: ¿saben quién formó parte de la Unión Cristiana? La exsenadora y exfiscal general de la nación Viviane Morales.