La Fundación Cardioinfantil avanza en una gran transformación técnica y de infraestructura para atención a pacientes con coronavirus, comenzando por la ampliación de la capacidad de la unidad de cuidados intensivos en un 30 %.
Para afrontar toda esta contingencia, la fundación está adquiriendo equipos de última tecnología tales como ventiladores y monitores; además, está acondicionando un hemocentro para la atención de donantes de sangre sin que corran el más mínimo riesgo.

Según han estimado los expertos, para atender a una persona contagiada se requieren desde nueve mil hasta treinta y cuatro mil dólares, dependiendo el grado de complejidad del paciente. Además, no solo se van a necesitar modernas y costosas tecnologías, sino también más médicos y personal capacitado, material bioprotector e insumos, entre muchas otras cosas.

Ante esta nueva realidad, la fundación está recibiendo donaciones. Todos podemos aportar desde $ 20.000 para ayudar a los demás.
Los recursos pueden transferirse en Bancolombia, a la cuenta
número 03100025427 o por medio de la página <www.donacionescardio.com>.

Toda esta transformación la han denominado «La solidaridad es contagiosa».