La elección del nuevo personero de Bogotá parece no tener fin. El 6 de febrero de este año se abrió la convocatoria para elegir personero de Bogotá.

El 18 de marzo se suspendió el proceso por la pandemia. El 11 de septiembre se reactivó la elección y se ordenó la realización de las pruebas de conocimiento.

El 13 de noviembre volvió a suspenderse el proceso temporalmente por una tutela de uno de los aspirantes, quien alegaba que no era posible consolidar los resultados de las pruebas; se subsanó todo y el 19 de noviembre se levantó la medida cautelar, pero el 23 de noviembre se frenó todo por un fallo de tutela de otro de los aspirantes, quien alega irregularidades en la calificación.

El personero debe elegirse antes del 10 de diciembre, día en el que terminan las sesiones ordinarias del Concejo, pero como van las cosas, el tiempo no va a alcanzar y se aplazaría todo hasta febrero del próximo año.

Uno de los concejales me dijo: «¿Sabe cómo se llama esta película? “Duro de elegir”».