En la celebración de la edición número 72 de los Premios Tony, lo mejor al teatro musical, y a pesar de no estar entre los galardonados, el actor Robert de Niro fue el gran protagonista de la noche. De Niro subió al escenario, en el Radio City Music Hall de Nueva York, para presentar el premio a la leyenda del rock Bruce Springsteen, y aprovechó para mostrar públicamente su rechazo al presidente Donald Trump, con una serie de insultos.

Sin embargo, los espectadores en sus casas no escucharon la despachada de De Niro, pues la cadena CBS, que transmitía el evento, lo censuró y cortó la señal. Aunque la transmisión era en vivo, había una diferencia de dos segundos entre la emisión de la señal y la retransmisión de la misma. Cuando los productores alcanzaron a escuchar la palabra «fuck», cortaron el audio.

«Fuck», en inglés, es un insulto que quiere decir algo así como «vete a la m%$#@», pero en la sala de prensa del evento, donde la señal estaba en directo, fue imposible cortar los insultos de De Niro, y esto fue lo que los asistentes vieron y oyeron.

Si ustedes saben inglés, escucharon el tamaño de las groserías. Si no lo saben, presento excusas, dice algo así: «¡Jódete, Trump!». Perdón… este De Niro.