El fiscal general electo, Francisco Barbosa, cumple una agenda colmada de reuniones de alto nivel.

El lunes, Barbosa se reunió con la presidenta de la JEP, Patricia Linares, para definir cuáles serán los protocolos de colaboración entre las dos entidades. El martes fue recibido por el director de la Policía, general Óscar Atehortúa; trataron temas como la lucha contra el narcotráfico y la corrupción. El miércoles fue el turno para el comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, con quien hablaron sobre la seguridad ciudadana y la minería ilegal. El jueves, Barbosa sostuvo varias reuniones privadas con su equipo de empalme para definir cómo será conformada la cúpula de la Fiscalía y quiénes ocuparán cargos como el de vicefiscal y el de director del CTI. Y, finalmente, hoy estuvo en el Consejo de Estado, donde fue atendido por el presidente del alto tribunal, el magistrado Álvaro Namén. Hablaron sobre el acceso a la justicia para los ciudadanos.

Aunque aún no hay fecha oficial para la posesión de Barbosa, la ceremonia se realizaría a más tardar el miércoles.