Las comisiones de paz del Congreso les enviaron cartas a dos personajes de derechos humanos para que vengan pronto al país.

Sendos mensajes se enviaron a Michelle Bachelet, alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, y a Joel Hernández, presidente de la Comisión Interamericana para los Derechos Humanos. En la misiva, los congresistas aseguran que el país está viviendo un momento de alta tensión social generada por las continuas violaciones a los derechos humanos evidenciadas durante las manifestaciones de la semana pasada en Bogotá y el resto del país, que dejaron más de diez muertos. Argumentan, además, que en las regiones de Colombia se están cometiendo masacres que se creían superadas, pero que regresaron, lo cual afecta a la población civil y a los sectores más vulnerables de la población. Dicen que se documentaron 68 masacres que han dejado 231 muertos.

La carta tiene copia para la ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, pues cualquier visita oficial de estos organismos debe tener la autorización de la Cancillería colombiana. No sé si en la copia dijeron que la visita era ¡urgente! ¡Ojalá!