Los 21 presidentes de los gremios de la producción más importantes del país, o «cacaos» que llaman, andan buscando como aguja en un pajar a los candidatos presidenciales Sergio Fajardo y Gustavo Petro. Los han llamado, les han enviado mensajes y hasta les han mandado cartas, pero ninguno de los dos ha dado respuesta. Se recuerda ahora, entre otras cosas, que los gremios antioqueños se abstuvieron de respaldar al candidato paisa Sergio Fajardo, debido a su alianza con el Polo Democrático. Y, en cuanto a Gustavo Petro, pues es bien conocida la antipatía gremial que producen sus declaraciones contra los que llama «representantes de la oligarquía».

Los dirigentes gremiales los quieren para que se unan a los demás candidatos y expongan ante los presidentes de los gremios sus programas de gobierno y las propuestas de campaña en materia económica. Ya se reunieron con el candidato Germán Vargas, y el 20 de marzo está agendada una reunión con el candidato presidencial del liberalismo Humberto de la Calle.

Me parece que el mismísimo David Bojanini, cabeza visible del que se llamaba sindicato antioqueño, va a tener que tomar el teléfono personalmente… ¿Aló? ¿Gustavo? ¿Aló? ¿Sergio? Ojalá no termine como alguna vez le pasó al presidente Santos cuando tuvo que llamar al ministro Luna a ver qué pasaba con los teléfonos… ¿Aló?¿Aló?