El Senado de la República escuchó en audiencia pública a 40 altos oficiales de la fuerza pública que buscan ascender.

De 20 oficiales del Ejército, nueve pasarían de brigadier general a mayor general y 11 coroneles ascenderían a brigadieres generales. En la Armada, dos contraalmirantes aspiran a vicealmirantes y cinco capitanes de navío, a contraalmirantes. En la Fuerza Aérea, cuatro brigadieres generales aspiran a mayores generales y cinco coroneles ascenderían a brigadieres generales. Y en la Policía son cuatro los coroneles que buscan ser brigadieres generales.

Aunque la mayoría de los oficiales da por descontado su ascenso, los congresistas de oposición de la comisión Antonio Sanguino, Iván Cepeda y Feliciano Valencia votarán en contra, como protesta por los recientes casos de lo que ellos consideran abusos de militares y policías.

Recuerden ustedes que la última palabra en los ascensos de militares y policías la tiene el Senado de la República.