La línea de crédito con tasa de interés subsidiada Colombia Agro Produce, creada para apoyar a los productores del campo en medio de la crisis generada por el coronavirus, no ha tenido mucha acogida entre los pequeños agricultores. Por lo menos así lo demuestran las cifras.

Según Finagro, a los grandes productores se les han otorgado $ 126.000 millones en créditos, en 64 operaciones; esta línea ya está cerrada. Para los medianos productores, hay un registro de $ 222.000 millones en créditos, por medio de 1851 operaciones, y para los pequeños agricultores se han prestado $ 67.000 millones, en 8141 operaciones.

Los pequeños agricultores solo han utilizado el 28 % del cupo autorizado por el Gobierno. Una de dos: o los campesinos están utilizando los ahorros para producir o les tienen miedo a los préstamos bancarios.

¿Miedo? ¡Susto! ¡Pánico! ¡Espanto! ¡Terror! ¡Pavor! ¡Temor! ¡Asombro! ¡Temblor! ¿Qué más digo?