Un magistrado de la Corte Constitucional insiste para que seleccionen una tutela.

La historia es esta: en 2019, un juez de la República condenó a 11 años de prisión al expresidente de la empresa Corficolombiana, José Elías Melo, por haber conocido del soborno de 6,5 millones de dólares que Odebrecht ofreció al exviceministro Gabriel García Morales para quedarse con el contrato de la Ruta del Sol II.

Melo ha presentado una tutela para que le permitan purgar el resto de su condena desde la casa. El Tribunal Superior de Bogotá determinó en 2020 que no le pueden conceder el beneficio de prisión domiciliaria por tratarse de una condena por delitos contra la administración pública.

El magistrado de la Corte Constitucional Alejandro Linares ha presentado una insistencia solicitándoles a sus colegas en la Corte que revisen la tutela de José Elías Melo.

Dice Linares que es necesario que la Corte se pronuncie sobre el alcance del derecho fundamental al debido proceso en el análisis de la medida de prisión domiciliaria solicitada por el exdirectivo de Corficolombiana.