El Gobierno puso fin acuatro meses de interinidad en la Embajada en el Vaticano, cargo que quedó vacante tras el fallecimiento del embajador Guillermo León Escobar, debido a un cáncer.

El nuevo embajador es Julio Aníbal Riaño. Es un diplomático de carrera con 44 años de experiencia. Ha sido director general de Protocolo, ministro consejero y plenipotenciario en las embajadas en Argentina y México, embajador en Costa Rica y hoy está al frente de la representación de Colombia en El Salvador. El traslado del embajador Riaño de San Salvador al Vaticano deberá concretarse a finales de este mes. Al nuevo embajador lo llaman cariñosamente Julito Riaño, denominación con la que se le conoce desde cuando era un refinado y meticuloso jefe de Protocolo de Palacio y de la Cancillería.

Merecida distinción.Después de 40 años de servicio en la Cancillería, corona con gran reconocimiento su carrera diplomática.