El acelerado ritmo de los contagios de COVID-19 y la baja disponibilidad de camas en las unidades de cuidados intensivos en varias ciudades moderó el optimismo de los economistas para el 2021.

En una encuesta de expectativas realizada por el Banco de la República entre varios analistas económicos, todos redujeron su pronóstico de inflación para el 2021 al 2,69 %; en diciembre, esos mismos analistas habían proyectado para este año una inflación del 2,73 %. Sobre el dólar, los encuestados esperan que la divisa baje de un precio promedio de $ 3492 en enero, a $ 3435 en diciembre. Los encuestados proyectan un aumento en las tasas de interés que podrían volver a niveles del 2 % a final de año. No se ve fácil el 2021.