Al Consejo Nacional Electoral llegó una solicitud para revivir el Movimiento de Salvación Nacional que creó el fallecido dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado.

La petición fue radicada por Enrique Gómez, sobrino de Gómez Hurtado y director de la Fundación Álvaro Gómez Hurtado.

De acuerdo con la solicitud, en el caso de este movimiento se cumplirían condiciones similares a las que permitieron la resurrección de la personería del Nuevo Liberalismo.

El Movimiento de Salvación Nacional fue notificado de la pérdida de personería jurídica en el mismo acto administrativo en el que se comunicó esa misma decisión al Nuevo Liberalismo: la Resolución 1057 del 13 de julio de 2006.

Y aunque es muy pronto para hablar del futuro del movimiento, la idea sería llevar listas al Congreso y ver la posibilidad de participar en las presidenciales de 2022.