El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) pocas veces produce noticias positivas.

Y eso se entiende por la complicada situación de nuestros 132 establecimientos carcelarios en el orden nacional.

Hoy, después de muchísimo tiempo, por fin el INPEC produce una noticia muy positiva.

Escuchen esto: el hacinamiento a comienzos del año estaba en un 55 %, con 124.000 personas privadas de la libertad en unos sitios que tienen capacidad para 80.000 internos.

Hoy, ese hacinamiento cayó al 19,9 %, con una población de reclusos que llega a 96.778.

El asunto es que se logró un importante número de salidas de traslados a detención domiciliaria.

Además, muchos internos completaron este año las tres quintas partes de su condena y recuperaron su libertad.

Publicidad

Conclusión: si bien sigue el hacinamiento, la situación es muy, pero muy distinta a la monstruosidad que se vivía hace un año.