Intereses políticos en el Congreso impiden la conformación de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores. En ella tienen asiento el presidente, el canciller, los expresidentes de la República y seis miembros de las comisiones segundas del Congreso: tres del Senado y tres de la Cámara de Representantes. Esas comisiones no han podido elegir a sus delegados por

cuenta del estatuto de la oposición, que establece que de los tres miembros que escoge cada comisión segunda tiene que haber un titular y un suplente que represente a los partidos políticos de oposición y los candidatos solo podrán ser postulados por dichas organizaciones. Y eso no ha podido realizarse porque los partidos se niegan a darle representación a la oposición.

Y mientras en el Congreso no se ponen de acuerdo, el presidente Duque espera con afán citar a la comisión para temas como el reconocimiento al Estado palestino, el retiro de Unasur y el tema Venezuela.

En el Congreso, entre tanto, sigue la disputa.