Se ha venido debilitando el equipo de revisión del plan de ordenamiento territorial (POT); cuatro personas claves han renunciado: Daniel Higuera, director de Economía Urbana; Susana Morales, directora de Operaciones Estratégicas;

Carmelita Serna, encargada del censo, y María Mercedes Maldonado, asesora del POT y exsecretaria de Planeación. Y se pidió la renuncia de Armando Lozano, director de Norma Urbana.

Las renuncias alegan falta de coordinación y comunicación con la secretaria de planeación, Adriana Córdoba de Mockus. Complicado… ¿qué es lo que pasa, querida directora?