A la polémica por la ampliación del periodo por dos años más de los actuales alcaldes y gobernadores se suma ahora la posible pérdida de importantes recursos aprobados en el presupuesto para las elecciones del próximo año.

El representante Ricardo Ferro dejó hoy como constancia en la Cámara, luego de la aprobación de $ 800.000 millones para las elecciones del próximo año, que parte de esos recursos se perderían, pues el año electoral se inicia el próximo 27 de octubre, con el nombramiento de personal para inscripción de cédulas y supernumerarios encargados de toda la logística de los comicios en 2019.

Si se amplía el periodo a los actuales mandatarios locales, parte los recursos destinados para las elecciones de alcaldes y gobernadores se irían a «cosas perdidas».