Una compañía de bebidas energizantes acaba de lanzar un reto para reducir el uso del celular e incentivar más el contacto personal entre amigos y familiares.

El desafío se llama Libertad por un Año, y premiará con 88.000 euros, $ 330 millones aproximadamente, a quien durante un año se abstenga de utilizar el celular y las redes sociales. Quienes participen en el reto serán monitoreados las 24 horas del día por unos tutores, quienes se encargarán de verificar que la persona deje todos sus aparatos electrónicos.

Y, como en todo concurso, hay un premio de consolación de 9000 euros unos $ 33 millones, para quien logre estar nueve meses sin celular y sin redes sociales.

¿Será que alguien lo logra? Al final de este año les cuento.