La Fiscalía le formulará nuevos cargos al coronel retirado Benjamín Núñez, detenido por el homicidio de tres jóvenes en Sucre.

Los investigadores del caso solicitaron una audiencia para vincularlo a un proceso por ocultamiento y alteración de pruebas y falsedad en documento público.

Los hechos tienen que ver con la modificación de actas y reportes de la policía sobre el crimen de los jóvenes, asesinados en julio.

La situación de Núñez se complica con este proceso, pues el oficial está negociando con la Fiscalía una rebaja de pena, dado que en caso de ser declarado culpable podría pagar más de cincuenta años de cárcel; por eso, busca un acuerdo por una condena que rondaría los veinticinco años de cárcel, a cambio de aceptar cargos, pedir perdón y decir la verdad sobre el caso.

La audiencia de imputación por los nuevos cargos se adelantará ante un juez de Sucre.