El Consejo de Estado acaba de rechazar una ponencia que pedía anular la designación de siete magistrados de la Corte Suprema de Justicia que fueron elegidos en 2020, cuando la Corte se había quedado sin quorum mayoritario.

La Sala Plena de la Corte Suprema está compuesta normalmente por 23 magistrados, pero en 2020, para el momento de esa elección, la Corte solo contaba con 15 juristas, pues los otros ocho habían culminado sus periodos en el alto tribunal. El reglamento interno de la Corte exigía que la elección de los nuevos magistrados se efectuara con un mínimo de 16 votos, pero como solo quedaban 15 magistrados, la Corte decidió modificar su propio reglamento para permitir que las elecciones se lograran con 12 votos, es decir, mayoría de existentes, no con 16, que era mayoría del total de miembros.

Con esa modificación del reglamento fueron elegidos los magistrados Fabio Ospitia, Hugo Quintero, Gerson Chaverra, Francisco Ternera, Ómar Ángel Mejía, Iván Mauricio Lenis y Luis Benedicto Herrera.

El Consejo de Estado no acogió una ponencia del magistrado Luis Alberto Álvarez, que aceptaba que la elección fue irregular y ahora, la magistrada Rocío Araújo deberá escribir una nueva ponencia que salva la elección de los magistrados.