El presupuesto de regalías para 2019, de $ 24 billones, tiene con los pelos de punta a los gobernadores.

Resulta que dentro del presupuesto de regalías, se incluyó una partida de $ 2 billones para aumentar la inversión en educación pública, cosa que no molesta para nada a los gobernadores. Lo que los tiene ofendidos es que el Ejecutivo salió a reclamar como propia la idea de destinar esa parte de las regalías para educación, cuando en realidad fueron los propios gobernadores los que le presentaron esa propuesta al Gobierno, en una reunión sostenida con el presidente, Iván Duque, el pasado primero de noviembre.

Dicen varios de los mandatarios departamentales que el Gobierno está reclamando indulgencias con avemarías ajenas.