Dicen que la vida está llena de sorpresas y de coincidencias, y la prueba está en lo que acaba de ocurrir en el Consejo Nacional Electoral.

Vean, el pasado 20 de julio, los partidos de Gobierno le dieron la espalda al sector de la oposición que lidera el senador y candidato presidencial Gustavo Petro.

Ese día, en la elección del segundo vicepresidente del Senado, que según los acuerdos políticos le correspondía a la oposición, triunfó el voto en blanco por encima de la candidatura del senador Gustavo Bolívar.

Tras la frustrada elección de Bolívar, el partido Alianza Verde, también de oposición, postuló al senador Iván Name, quien finalmente fue elegido como segundo vicepresidente del Senado.

Lo ocurrido impulsó al Polo Democrático y a otros movimientos a instaurar una queja ante el Consejo Nacional Electoral. Piden que se indague una presunta violación al estatuto de oposición por parte del Partido Verde.

Y aquí viene la bomba: ¿saben a qué magistrado le correspondió este caso? A Luis Guillermo Pérez, quien es un declarado militante de la Colombia Humana de Gustavo Petro.

Mañana, el Consejo Nacional Electoral escuchará a las partes involucradas en este proceso. La Alianza Verde no ve con buenos ojos que un magistrado cercano a Petro tenga en sus manos la decisión.

Seguramente, los verdes recusarán al magistrado y habrá un nuevo choque entre la Alianza Verde y la Colombia Humana. Fuego amigo dentro de la oposición.